Mostrando entradas con la etiqueta prostitución. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta prostitución. Mostrar todas las entradas

lunes, 30 de julio de 2012

Cuando los gringos hacen leyes creo que sube el pan


En cuanto a cosas de prostitución se refiere los americanos y sus leyes son el acabose.

No son pocos los estados que tienen legislado que si una chica ofrece sus servicios sexuales puede acabar en prisión por tal acto, eso si, a partir de ahí se pasan el derecho natural y todos los derechos que pueda haber por el forro y lo hacen a su manera: un policía pasa con su coche por una calle donde hay una chica "presumiblemente" ejerciendo, le pregunta eso de cuanto, la puta le responde que treinta dólares un francés y cincuenta un completo y la cagó ¡a la cárcel con ella!

Eso, cualquier juez europeo, por mucha ley que hubiese lo desestimaría, sencillamente... es el policía el que está provocando el delito con su mera pregunta.

Imaginemos la cosa de otro modo, pongamos por caso que tu lectora, que me estás leyendo y que nunca fuiste prostituta, vas por una calle cualquiera en minifalda y taconazos, aparece un tipo poco espabilado que piensa que eres puta, te pregunta cuanto y tu, que no sabes como llegar a fin de mes, te dices en un segundo que tiras para adelante y le sueltas que cien euros ¿estás tu ejerciendo la prostitución o alguien te provocó a ejercerla? pues eso.

Después están esas leyes absurdas que tienen en algunos estados donde, por poner un caso, está prohibido el cunilingus ¿como compruebas tal cosa? ¿se puede presentar una chica en una comisaría denunciando a un follamigo por haberle hecho tal cosa? ¿qué hace el juez ante la palabra de uno contra la del otro? Vamos, que el que hizo esta ley tiene la cabeza echando humo.

Por si fuese poco ahora le dieron una vuelta más de tuerca a este tipo de leyes ¡cuidado con los condones que llevas en el bolso si eres una chica!

viernes, 13 de julio de 2012

¿Trata de mujeres en Amsterdam?

Barrio Rojo de Amsterdam

En Amsterdam llevan un montón de años con la prostitución legalizada. Además de eso hay una Zona Roja (Roze Buurt, le dicen los holandeses en su lengua) muy bien demarcada en la que en sus escaparates ejercen montones de mujeres, a la vista de cualquiera y por allí la policía se pasea con regularidad, todo está a la vista, se le pueden pedir papeles a cualquiera tanto del negocio como su identificación personal por ver si esa persona es extranjera, se encuentra en situación irregular o incluso si está allí forzada (en el caso de alguna mujer que esté ejerciendo la prostitución). Los locales (escaparates) donde ejercen las chicas además están controlados por las respectivas autoridades con sus autorizaciones de apertura y las chicas se supone que dadas de alta en la seguridad social, hacienda y todo eso (digo se supone porque aquí, en mi país también se supone que lo está cualquier profesional y no, la verdad es que todos no, algunos se escaquean). Así las cosas, creo yo, que es bastante fácil detectar cualquier "trata de mujeres" en la zona.

Sin embargo, ahora ¡A estas alturas! se le ocurrió a las autoridades de la ciudad que no, que esto no es así, y el barrio da una imagen de que las mujeres pueden ser "tratadas" o "explotadas" de algún modo y se han propuesto tomar medidas y reducir, en aproximadamente un cuarenta por ciento el número de establecimientos dedicados a la prostitución en el Red Light District.

Por lo que parece las únicas personas felices con tal medida son las autoridades, las prostitutas no parecen estarlo en absoluto y niegan todo eso que dicen de que están allí de algún modo obligadas, lo podeis ver todo en esta noticia de la BBC.

Lo que no dicen, ni la BBC ni las autoridades son unos pequeños detalles:

Ya hace años en Amsterdam hay una notable escasez de vivienda, sobre todo para las personas con menos recursos así que como os podeis imaginar la vivenda actualmente está  por las nubes también en alquiler, no solo en la venta.

El Barrio Rojo está en el centro de la ciudad, más céntrico imposible, es un barrio histórico, con una arquitectura importante y muchos atractivos turísticos, conviene saber también que las prostitutas llevan siglos ejerciendo ahí su oficio, no es de unos años a esta parte. O sea, que no estorban, estaban ahí mucho antes de que a papá y mamá, turistas italianos por ejemplo, se les ocurra meterse hasta la mitad acompañados de los niños y salgan totalmente escandalizados. Todos los Europeos (salvo algún raro despistado) sabemos perfectamente lo que ahí hay.

En el citado barrio hay muchas viviendas que no se utilizan precisamente por estar ocupadas por negocios de "escaparates para prostitutas".

¿A que es una idea bonita apartar a las prostitutas del centro de la ciudad, donde estuvieron siempre, y a partir de ahí especular con las viviendas, edificios y solares en la zona más centrica de la ciudad? 


jueves, 12 de julio de 2012

Con los mineros siempre, con razón o sin ella.


Mineros de toda España manifestándose en Madrid

Trabajé una temporada hace años en algunos clubes de la cuenca minera asturiana, también en la zona de León. Los viernes y sábados solían acudir a ellos bastantes mineros, no siempre a echar un polvo con una de nosotras, las más de las veces en grupos, de juerga, a tomarse unas copas por estar celebrando algo, a invitar a alguna chica y a echarse unas risas sanamente, quizás los solteros si "pasaban" más con nosotras, los otros, casados o emparejados te hacían constar muchas veces que tenían a su mujer en casa y que mejor se tomaban su cubatilla seguían a lo suyo divirtiéndose, no voy a mentir, claro que había algún que otro casado un tanto golfo que se lo hacía con alguna pero para ser sincera los menos.A veces, muchas, charlaban con nosotras y nos contaban cosas, la familia, el trabajo, el capataz, el susto, el miedo, los compañeros muertos, el padre con silicosis también de la mina, el recién nacido que los ilusiona tanto, la mullerina que no está muy contenta con que él traballe en la mina pero "A onde voy a ir...", en fin, sus cosas.


Trabajar así a mi me merece mucho respeto

Por más que pienso no puedo recordar a ninguno que no fuese amable conmigo, con nosotras en general, incluso la mayoría muy generosos (¡con lo que les cuesta ganar cada euro! a veces la vida o la salud) a la hora de pagarnos una copa o de hacernos algún "regalín" en forma de propina y sin que se enterase el jefe.  Siempre muy caballeros, a veces, muchas, en su rudeza incluso cariñosos, al menos con la que suscribe, había uno en cierto club que cortaba rosas de unos rosales que había en el exterior y me las traía, el jefe lo bronqueaba y él con la sonrisa torcida y el gesto un tanto hosco le replicaba "callate tu oh, a ver si pa ella va a haber roses y pa ti unas hosties como panes", el jefe se iba protestando, refunfuñando, no era la mejor idea del mundo pasar de ahí con un tipo que tenía los brazos como sus piernas.

Con dos cojones y... una camiseta.

Tuve también tratos sexuales con políticos de diversa índole, más bien politiquillos locales, provinciales e incluso alguna vez a nivel autonómico. Lo siento, no puedo decir de ellos lo mismo que de los mineros, aunque les riese la gracia (eso y sacarles todo el dinero que pudiese era mi obligación) solían dejarme claro (y por más que pienso no puedo acordarme de uno que hiciese lo contrario) quien era la puta y quien mandaba allí, a veces incluso de muy malas maneras, una sonreía, fingía, trabajaba honradamente y ganaba su dinero.

Ayer noche Madrid se puso así para recibir a la marcha minera, la prensa calla, apesebrada.

Siempre gané más con politiquillos de estos (y a veces sus asesores y pelotas adjuntos) que con los mineros, casi seguro que mucho más pero... el corazón se me va con los mineros, nunca me tuve por idiota y siempre supe quienes eran los honrados, los que sudan cada euro que ganan, los que bajan a los "pozus" a donde la mayoría nos daría miedo asomar siquiera la nariz, los que son solidarios, los que se portan bien con sus vecinos, aunque seamos putas.

¿Violentos? no, no, hay quien ejerce mucha más violencia con una elegante estilográfica y vestidos de Armani.

Por eso desde aquí les deseo que con la minima lucha (me temo que no va a ser fácil) puedan lograr al menos mantener sus puestos de trabajo, mucha gente, mucha, depende de eso. de los políticos no dependemos casi nadie, podríamos vivir muy bien sin ellos, incluso creo que mejor.


Trabajan en la oscuridad de las minas, pero ahí están, alumbrándonos un camino.

miércoles, 11 de julio de 2012

El primer macarra del que se tiene noticia


Iba a poner en el título "de la Historia" pero no, y es que las historias de la Biblia a saber si son ciertas o no, a veces parece que si (con dudas) y otras está claro que no, pero no cabe duda de que dan visos de una realidad que podía pasar en tiempos muy remotos. Hoy se habla mucho de "explotación sexual", suele hablarse más "de oidas" (incluso los periodistas) que de una realidad tangible, y es evidente que a muchos de los que más se les llena la boca con esto es a los religiosos de cualquier índole, que en muchos casos se manifiestan contrarios al libre ejercicio de la prostitución por parte de una mujer pero no se lo piensan un viernes o un sábado (e incluso varios días de la semana) en acudir a nuestros servicios, así de hipócritas son algunos. Leed esto, por favor, está escrito en la Biblia y nos habla de como trataba Abraham a su esposa, Génesis 12:9-20:
Y movió Abraham de allí, caminando y yendo hacia el Mediodía. Y hubo hambre en la tierra, y descendió Abraham á Egipto para peregrinar allá; porque era grande el hambre en la tierra. Y aconteció que cuando estaba para entrar en Egipto, dijo á Sarai su mujer: He aquí, ahora conozco que eres mujer hermosa de vista; Y será que cuando te habrán visto los Egipcios, dirán: Su mujer es: y me matarán á mí, y á ti te reservarán la vida.  Ahora pues, di que eres mi hermana, para que yo haya bien por causa tuya, y viva mi alma por amor de ti. Y aconteció que, como entró Abram en Egipto, los Egipcios vieron la mujer que era hermosa en gran manera. Viéronla también los príncipes de Faraón, y se la alabaron; y fué llevada la mujer á casa de Faraón: E hizo bien á Abraham por causa de ella; y tuvo ovejas, y vacas, y asnos, y siervos, y criadas, y asnas y camellos. Mas Yavhe hirió á Faraón y á su casa con grandes plagas, por causa de Sarai mujer de Abraham. Entonces Faraón llamó á Abraham y le dijo: ¿Qué es esto que has hecho conmigo? ¿Por qué no me declaraste que era tu mujer? ¿Por qué dijiste es mi hermana poniéndome en ocasión de tomarla para mí por mujer? Ahora pues, he aquí tu mujer, tómala y vete. Entonces Faraón dió orden á sus gentes acerca de Abraham; y le acompañaron, y á su mujer con todo lo que tenía.
¡Caray para el santo patriarca! ¡y encima era "casi" amigo íntimo de Dios! era todo un proxeneta.

sábado, 9 de junio de 2012

Evelyn, cine sobre prostitución a base de tópicos falsos

Mira que no se podría hacer una buena película sobre la vida de algunas prostitutas, mejor dicho, podría hacerse una gran película de muchas de las que ejercen el oficio o lo hemos ejercido, desde que empezamos en el negocio hasta que lo dejamos, podrían hacerse cientos de películas y todas resultarían distintas e interesantes, pues cada una de nosotras somos un mundo y no siempre se dan, ni mucho menos, las mismas circunstancias.

Y sobre todo la circunstancia que no se da casi nunca, y digo casi porque puede darse efectivamente en algún caso que en diez años no conocí, es la de la pobrecita chica de país del tercer mundo que se viene a España engañada por una mafia que la trae como camarera y termina prostituyéndola a la fuerza, ya digo, en diez años en el oficio, habiendo trabajado en diversos clubes de alterne y por libre jamás vi un solo caso así. El asunto funciona de otra manera que bien podría explicar cualquier chica que trabaje o haya trabajado en la prostitución. No hay trampa ni cartón y hay varios lugares donde se puede preguntar algo tan básico como esto, también mujeres independientes que ejercen o ejercieron y lo saben bien. Para que lo sepa cualquiera el traer chicas de otros países para ejercer aquí funciona así:

El dueño de un puticlub (o dueña, que de todo hay), necesita chicas, así que se va a Brasil (a veces tienen contactos allí para esto), pongamos por caso, y recorre puticlubes de alguna ciudad brasileña, hablando con las chicas que ya son putas, ojo, digo que ya están trabajando allí como putas, nada de que va a buscar inocentes mujeres que no saben de que va el tema. Les comenta lo que pretende y a partir de ahí algunas van quedando con él para tomar algo y hablar del tema en profundidad.

Cuando habla les explica clarito lo que hay: te llevo a España, si no tienes dinero te lo pago todo, después me lo debes, en cosa de un mes tienes tu deuda saldada, mientras yo guardaré tu pasaporte (en un negocio alegal de alguna manera tendrá que asegurarse el fulano de cobrar ¿no? y además ella acepta), después de pagarme eres muy libre de recorrer España o Europa entera como te plazca. Ella acepta y se cumple lo pactado. Sin más, esa es toda la mafia que suele haber.

La protagonista Cindy Diaz (a la izquierda) con la directora Isabel de Ocampo.

La chica paga su deuda, muchas veces en menos de un mes (no suele subir de cuatro mil euros) y a partir de ahí hace lo que le place, si le gusta el lugar se queda en esa casa, si no le gusta cambia de aires o lo que se le ocurra. Esto es así mayoritariamente. No hay otra por mucho que quieran contar. Y ojo al dato del pasaporte: son muchas las chicas que quedándose en esa casa (de putas claro) le siguen pidiendo al dueño que les guarde el pasaporte ¿por qué? pues porque en los clubes a veces hay robos y cosas así, o rencillas, y alguna puede quererte mal, y como el bien más preciado para cualquier chica extranjera es su pasaporte y otras se pueden vengar de ella por cualquier motivo rompiéndoselo o robándoselo pues hacen lo que procede, los dueños de los clubes suelen tener alguna pequeña caja fuerte donde queda más seguro lo más valioso que poseen.

Así que a saber donde investigó ¡durante cuatro años dice! la directora de cine salmantina Isabel de Ocampo para dar por cierta y de forma generalizada esta película que tituló Evelyn, en donde una chica peruana se ve abocada a la prostitución en España tras ser engañada por una mafia que la trae a nuestro país.

La película, claro, está subvencionada y bien por los ministerios de cultura, igualdad y también por Televisión Española. Supongo que contar una historia verídica (y ojo, esta puede serlo, pero no es lo habitual ni mucho menos, que es lo que va contando por ahí la directora) no recibiría las mismas subvenciones. Este tipo de películas sirven para lo que sirven, para alarmar a la sociedad con morbosidades que apenas se dan en la realidad, le sirven y convienen a los gobiernos para crear alarma social, y tras eso, para reprimir, denunciar... recaudar, o si acaso para dejar, por siempre, las cosas como están, alegales. A la directora para ganarse un dinerillo sin tener que sufrir el agobio de ver si su película recaudará lo esperado en las salas de Cine y al staf para llevarselo calentito y sin mucho esfuerzo, al menos ningún esfuerzo investigador, y es que si tras investigar ¡cuatro años! se quedó la directora con que la historia de Evelyn era lo normal en el oficio una de dos, o nos miente bellacamente o investigó donde no debía.

Y es que hay formas y formas de investigar, me explico: 

Yo, directora de cine pretendo hacer una película sobre este tema, como tengo miedo a recorrerme unos cuantos puticlubes y hablar con las chicas, dueños y camareros opto por lo más fácil, me voy a hablar con la policía que me contará no una mentira, pero si con lo que ellos tratan: pues si oiga -me dirán- en lo que va de año hemos sacado a diez mujeres de la prostitución que estaban forzadas, y si, la podemos poner en contacto con ellas y que le cuenten sus historias personales. 

Y ahí, con eso se queda la directora de cine. Si fuese ciertamente rigurosa, y quisiese investigar bien, a fondo el tema, lo tendría fácil, con llamar a unos cuantos clubes y a algunas chicas independientes, que trabajan por libre, podrían ponerla al día de todos estos asuntos, pero eso... da miedo, injustificado (los dueños de clubes y las putas no nos comemos a nadie) pero lo da.

Es más fácil lo de hablar con la policía (y no mucho tampoco, que si se habla con los adecuados conocen y muy bien la realidad de la prostitución en nuestro país), obtener una versión sesgada del asunto, trincar la subvención y... a rodar, que son dos días.

Una pena de dinero público tirado en contarnos una patraña, menos mal que sigue estando Princesas.

Os dejo con el trailer de la película, se estreno ayer en España, hoy existen más españoles viviendo en la inopia con respecto a la prostitución:

miércoles, 9 de mayo de 2012

Curso de puta "profesional" en Valencia (España)


En tiempos de crisis quien no corre vuela, así que en Valencia, una hermosa ciudad del levante español, apareció una gente que ni corta ni perezosa organizaron un curso, para el que supongo tendrán la correspondiente academia, de "puta profesional". La idea en principio no me parece mal, hasta ahora las que nos hemos dedicado a este oficio o las que se dedican no tienen/tenemos la más remota idea de donde podemos meternos cuando empezamos, salvo raras excepciones como fue mi caso (agradecidísima estaré siempre por ello) que tuve quien me orientase y bien, las demás... van dando palos de ciega a diestro y siniestro, aprendiendo sobre la marcha y llevándose sorpresas que a veces pueden ser muy desagradables.

Lo malo del asunto es que la noticia es breve, y por ella nos enteramos de poco, eso si, queda patente la vulgar hipocresía de la gente, o sea, vale que haya putas, que estemos escondidas en burdeles y arrabales de las ciudades a donde solo llegarán algunos hombres pero ¡ca! ¿a quién se le ocurre montar una academia para semejante cosa? De vuelta y media los están poniendo autoridades y pueblo, o sea, que una chica se quiera dedicar a ser puta pero que no sepa ni como se transmite el SIDA pues bien, que se joda, no haberse metido a eso. Si alguien le da la mano (espero que sea para bien) y la orienta sobre como es el mundillo de la prostitución malo ¡como se le ocurre a alguien semejante cosa! ¡eso hay que prohibirlo inmediatamente!

Hipocresía popular y habitual aparte hay otro problema: la prostitución en España no está regulada en modo alguno, es algo que ni es legal ni ilegal, simplemente se da, hay putas pues como hay margaritas en los prados, sin más. Así que ahora imaginemos ¿quién pudo montar esa academia? ¿qué titulaciones tienen? ¿por qué se erigen en profesores? (mirad el que habla en el video de la noticia, por favor ¿en qué estará titulado ese "profesor"?). 


Pues resulta que las autoridades y el pueblo piden que se quite eso por machista, por sexista, por... cada uno lo que se le ocurra, pero ¿alguien se preocupa por quién y como van a enseñar ahí? ¿alguno de los profesores de esa academia es psicólogo por ejemplo? hablo de psicólogo porque verdaderamente es una profesión en la que hace falta mucha psicología sobre todo con muchos clientes "dificilillos" ¿algún profesor es médico? es que... hay enfermedades, contagios, etc. No se, no es cosa que de eso se ponga a hablar cualquiera ¿algún profesor tiene conocimientos avalados sobre protocolo, eso que llaman "saber estar"? imprescindible en una puta que se precie. Todo esto se ve que no le preocupa a nadie, lo importante es prohibir, y ni tanto, más que prohibir se trata de esconder, si los dueños de la academia no se publicitasen en plan bestia nadie diría ni mu, pero así... ¡qué vergüenza!

Estas cosas son las que pasan cuando una profesión popularísima, si si, tremendamente popular, fijaos bien en un detalle, yo he trabajado en algunos pueblos en donde supe que había un par de fontaneros, por ejemplo, supe también que había como una docena de guardias civiles, quince o veinte camareros y sin embargo... ¡había cinco puticlubes con más de veinte putas en cada uno! Venga, que alguien me diga que el de puta no es un oficio popular. Decía, que estas cosas suceden cuando nada hay legislado sobre un oficio, cualquiera se nombra profesor de lo que sea y viva la vida, a ganar un dinerillo si el negocio sale bien y sino pues nada, se cierra y en paz.

Sociedad: déjate de hipocresias, siempre hubo putas, siempre las habrá, las hay hasta en los lugares donde está más prohibido, legisla, haz que las cosas se hagan bien, con garantías, vosotros ingresareis más impuestos y las putas estarán más seguras. Así de sencillo.

Me pregunto yo ¿si en formación profesional se enseña algo como hostelería por qué no puede enseñarse el oficio de prostituta/o a quien desee aprenderlo?

miércoles, 11 de abril de 2012

Tiene razón el New York Times


Y no es que me dedique ahora a la prostitución, hace como cuatro años que lo dejé, pero una sigue teniendo ciertas amistades, más que nada porque tal y como están las cosas no sería nada del otro mundo tener que volver, y las cosas siguen muy semejantes a cuando yo lo dejé en asuntos de putería, al menos en España, con una ligera variación: antes yo era una rareza entre las putas de cualquier club al ser española y ahora no lo sería tanto, aumentó el número de mujeres nacionales que se dedican a la prostitución, hay que buscarse las habas, no queda otra.


El caso es que cuenta el New York Times, en un reportaje que escandalizó a algunos sectores de la prensa de mi país que en los puticlubes de frontera, esos que están ahí más o menos pegados a Francia aumentó el número de franceses que vienen a España, a diversos pueblos de la frontera, en busca de sexo ¡menudo descubrimiento!


Esto se ve que lo indagaron los del New York Times hace unos días y les sorprendió el asunto, pero es que... ¡siempre fue así!


En el Club La Rosa en Irún (Guipuzcoa, muy pegadito a Francia) y hablo de hace cosa de seis o siete años, quizás un poco más, lo raro, lo realmente raro, era encontrarte a algún español entre la clientela, el noventa por ciento eran franceses, chavales jóvenes también (se extrañan en el reportaje por esto) a patadas.


El motivo, sencillo: en un puticlub francés de cualquier pueblo perdido el precio de una copa era casi el precio de una puta en territorio español, así que... ¿algún francés será tan tonto de ir al puticlub de supueblo a echar un polvo y a tomar una copa cuando a diez o veinte kilómetros tiene otro en el que se gasta la mitad? no se lo cree ni el tato.


Y tal como sucedía en Irún sucedía en toda la frontera pirenaica, lo más normal del mundo. Por otra parte esos territorios fronterizos siempre son lugares de parada y trasnoche de camioneros, que quieras que no se aburren, y se dan una vuelta al puticlub cercano a tomar una copa y si les caes bien pues oye, echan un polvete, o suben a alguna que anda puteando por la carretera al camión para pasar un rato, en fin, no se que le ven de raro los del New York Times al asunto. Para mi que vinieron un par de periodistas a esa parte de España o Francia a hacer un reportaje de otra cosa y se llevaron dos al precio de uno, lo malo... es que siempre fue así, no hay nada de novedoso, tienen razón a pesar de lo que parece que ofenden a algunos periódicos patrios, vamos, que venden la moto como nueva, pero ya tiene muchos años, y es que ya era así antes, mucho antes de haber estado yo en la zona.


A lo mejor algún habitual de los clubes de la zona (grande además, que desde Irún a la Junquera hay un buen tramo y muchos puticlubes y casi todos son "de plaza") puede ratificar lo que digo o decirme que estoy mal informada, los comentarios están para eso y me encantaría tener un montón de noticias de primera mano de lo que pasa por ahí.

martes, 10 de abril de 2012

Un drama oculto muy a la vista

Carmen Quintanilla, la autora de los disparates

Y si las que se dedican a esto quieren ser salvadas o no, o lo necesitan o no, le da igual, ella mete a todas en el mismo paquete y tira para adelante, sin problema. Parece darle igual el vivir abrumada por un montón de mentiras como explica en este artículo que escribe en La Razón en donde manifiesta sin rubor que el 90% de las mujeres que ejercen la prostitución son víctimas de mafias organizadas, a partir de ahí supongo yo que se queda más ancha que larga, con la íntima satisfacción del deber cumplido y a buen seguro que dormirá a pierna suelta.


Pero digo yo, si el noventa por ciento de las prostitutas en ejercicio están en manos de mafias ¿como es que no hay arrestos y detenciones diariamente en este país? Porque vamos a ver, que yo sepa no se puede ser puta "a escondidas" las chicas que ejercen o bien están en un club nocturno, o bien en la calle o bien en pisos. Los clubes nocturnos están bien a la vista, más es imposible, llenos de neones y luces de colores, solo hay que entrar, hablar, preguntar, buscar quien denuncie, investigar algo así tiene que ser sumamente fácil ¡caramba! ¡qué están ahí! ¡a la vista de todos! Las chicas que ejercen en la calle ¿no las ven? ¿por qué no van y hablan con ellas la policía o quien sea y corresponda? y en los pisos... bueno, no están tan a la vista, pero se anuncian en los periódicos, vamos, que no es un mundo oculto que vaya de boca en boca ¿os imaginais a un ladrón de coches de alta gama anunciando sus "productos" en la prensa? Pues con esto lo mismo, no sería lo normal ni habitual que quien está cometiendo un delito lo cacaree a diestro y siniestro.


¡Ojo! no estoy diciendo que no existan mujeres explotadas ni en manos de mafias que las extorsionan, las hay, desgraciadamente las hay, pero del noventa por ciento nada de nada, posiblemente el problema, grave ciertamente, no llegue ni al diez por ciento. Dicen otras estadísticas que leí no hace mucho que en España hay alrededor de 360.000 prostitutas (no me lo creo mucho tampoco), así que según Carmen Quintanilla, presidenta de la Comisión de Igualdad del Congreso de los Diputados hay, nada más y nada menos que 324.000 mujeres que ahora mismo en España están siendo prostituidas y extorsionadas por proxenetas de diversa índole ¡324.000! y ¿habeis visto u oido de alguna detención o encarcelación? ¿liberaron a algún grupo de estas mujeres en estos últimos días? ¿os imaginais que diariamente en las calles de nuestro país hubiese ese número de coches robados? Sra. Presidenta de la comisión de igualdad... haga algo aparte de pretender prohibir la prostitución (cosa que jamás logrará y entonces si que habrá mafias), son demasiadas mujeres extorsionadas, esto es un drama casi de proporciones bíblicas, o más.

jueves, 28 de mayo de 2009

Encuestas sobre la legalización de la prostitución

La habitual hipocresía de los periodistas sobre la prostitución suele basarse en una sola premisa:

prostitución=trata de blancas (o negras)+explotación

Supongo que recibirán ordenes y dictados de estadíos superiores para escribir esas tonterías y no contar la verdad nunca o solo en raras ocasiones. Por experiencia se que muchos periodistas son de lo más putero que hay por el mundo, es más, tuve un montón de clientes periodistas o al menos eso decían ellos, y se también que son muchos los que conocen la realidad de la prostitución en nuestro pais (y en muchos otros), así que presupongo que o bien escriben al dictado o bien desde la más absoluta de las hipocresias y dobles morales, o, lo que es peor: Historias rocambolescas desde el total desconocimiento del tema.

Después están los políticos, que por la cosa esa de lo políticamente correcto, son raros los que abogan por una legalización de la prostitución y bueno, de las feministas de poltrona ya ni hablo, que con la coña de imponer su sentido de dignidad a todas las mujeres del mundo prefieren verte fregando escaleras (así tienes algo que reivindicar y acudes a ellas, a sus sindicatos y zarandajas) por diez euros la hora, que saber que ganas al día 300 euros por echar tres o cuatro polvos.

Pero bueno, el caso es que a la prensa de este país últimamente le dio por hacer encuestas sobre la posibilidad de legalizar la putería y me da que la cosa les salió rana. A lo mejor esperaban que saliese un no rotundo a la legalización y... sale todo lo contrario, como muestra un botón del periódico más leido en España, hice captura de pantalla por si un día la quitan.


Pero hay otras encuestas de otros medios que van por el estilo.

El clamor por la regularización como puede verse es grande, pero en este caso seguirán a lo suyo, dejandola en un estado de permanente alegalidad o, cualquier día, implantando el absurdo modelo sueco, desoyendo lo que dice el pueblo, porque el pueblo, que lo sepais, no sabemos lo que nos conviene y vivimos de espaldas a la realidad, los periodistas, los políticos y las feministas de poltrona no, ellos si saben que todas las putas del mundo hemos sido traficadas y somos explotadas.

Me juego el pescuezo a que en este puto mundo hay más taxistas, albañiles, jornaleros del campo, inmigrantes de toda índole o becarios (con su carrera terminada y todo) que están verdaderamente explotados y que son constantemente traficados por sinverguenzas que putas.

Como digo siempre: diez años en el oficio y solo conocí a cuatro o cinco enmacarradas (porque querían) a diez o doce idiotas que le daban su dinero a un imbecil (porque querian) y a una que decía haber sido traficada (pero seguía de puta voluntariamente, creo que quiso arreglar papeles denunciando a un imbécil).

¿Estoy diciendo que no hay putas traficadas o explotadas? no, no digo eso, pero no debe de haber tantas cuando yo realmente no conocí ninguna, entonces, pienso, que las pocas que hay (los periodicos mienten bastante en esto) con una regularización de la prostitución adecuada y eficaz serían más fácilmente localizables, conllevando ello además muchas y diversas mejoras para las que en ello trabajen o quieran trabajar.

A no ser que llamemos tráfico a que un tipo vaya a Brasil y le diga a una puta que en su burdel de España ella puede ganar más y la chica acepte... claro, entonces si, entonces hay un montón de traficadas, y un montón de imbéciles que a esto le llaman tráfico.

sábado, 28 de junio de 2008

Cuando el macarra es el estado


Hoy en día, por lo que me cuenta mi "mami" (para los que me lean por primera vez: la mujer que me introdujo en la prostitución y una muy buena consejera siempre) ya no hay macarras "ni uno queda" -dice-

No acierta, queda alguno que otro, poquitos, pero algo queda. A decir verdad, creo que no hay macarras, pienso que hay chicas que se enmacarran, tontas del bote, que no tienen nada mejor que hacer que soltarle el dinero que ganan a golpe de coño a un gilipollas. En fin, allá ellas.

No voy a contaros como actúa hoy un macarra, porque, la verdad, los casos que conocí eran eso, chicas que le daban dinero a un bobo y punto. Os contaré como eran los macarras de antes, hablo de los años cincuenta, sesenta, incluso los setenta, después, al menos los del estilo que describe mi "mami" se extinguieron (bueno, queda uno en toda España, un día a lo mejor cuento su historia y la de sus mujeres, que curiosamente lo adoran).

El macarra era un tío, lo que se dice "con un par", un cabrón, pero con cojones, porque para eso no servía cualquiera, había que tenerlos bien puestos: las chicas solian ejercer en los llamados "barrios chinos", en esos barrios estaban los burdeles, las esquinas, las confluencias de calles, etc. y lógicamente había burdeles mejores que otros, esquinas mejores que otras y confluencias mejores que otras y un buen macarra, que supiese y pudiese defender bien su territorio, a hostia limpia, navaja en mano o si se terciaba, a tiros, era el que se llevaba el gato al agua. Las chicas, muchas veces tontas, pueblerinas, incultas y sin ningún lugar para donde tirar, solían enamorarse de estos elementos, pero tampoco es que se enamorasen de gratis, se enamoraban porque estos tíos eran cameladores, primero daban, no había problema, las llevaban a una buena discoteca, una buena cena ¿que les importaba si otras ya estaban trabajando para él? les prometían incluso sacarlas de la calle, lo que hiciese falta. Como quiera que fuese las chicas caían en esa trampa y cuando se daban cuenta estaban trabajando para él, dandole lo ganado con cada cliente y sisando de cuando en cuando para ellas, cosa que el macarra, el buen macarra, sabía y permitía hasta cierto punto. Que la chica se ponía tonta y protestaba, la cosa se arreglaba con un par de buenos "hostiones". Si la chica se ponía demasiado tonta, en ciertos lugares había la costumbre de cortarle el lóbulo de la oreja (si, ya se que es cruel, pero dejadme acabar), así espabilaba. El castigo máximo que podía recibir una puta (además de que tiene habido más de una muerta), era el del azucarillo.

Lo del azucarillo era una medida extrema, había chicas que llegado un momento se decian: "pues mira, yo no ganaré pero este cabrón tampoco se va a llevar nada" entonces o pasaban de currar, de hacerse clientes o, cuando no les quedaba otra que hacerselos, se lo montaban mal con ellos. Ahí solía haber muchas trifulcas entre macarra y chica, trifulcas en las que la chica solía salir mal parada. Llegado un día, el macarra se daba cuenta del rollo que se traía la coima y decidía cortar por lo sano, entonces le decía a ella: "vale, lumi de mis entretelas, no quieres trabajar para mi, pero tampoco vas a trabajar para ti, te has buscao una ruina que te cagas".

El macarra, que previamente había endurecido un azucarillo con coñac (se le echan un par de gotitas y se deja secar, parece ser que se pone muy duro), cogía es azucarillo, se lo colocaba entre los dedos indice y corazón, lo apuntalaba con el pulgar por la parte interna de la mano y le soltaba un revés a la díscola, si sabía hacerlo bien (y sabía) le hacía una herida muy fea desde la frente hasta el mentón, herida que solía surcar la mejilla. Una herida ancha que ni la madre que la parió y que además, cicatrizaba muy mal, solía dejar una marca muy fea en la cara, marca que además no se quitaba de por vida. Con ello, la chica no solía hacerse muchos más clientes, llegaba el hambre y lo tenía muy mal: si volvía a su pueblo malo, esa marca la conocían muchos hombres. En la ciudad... como la marca también era conocida difícilmente encontraba trabajo, como entre el lumpen la marca, evidentemente, también era conocida... nadie quería a una puta díscola en un club ni de limpiadora, así que lo tenía muy mal. Sin embargo el macarra, a partir de ahí, las otras chicas que tenía o tuviese en el futuro ya se cuidarian muy mucho de hacerle jugadas.

Bueno, y a cambio de todo esto... ¿Qué daba el macarra? Pues no gran cosa, o si, depende de como se mire: lo más importante era la protección con clientes que se propasaban, el macarra siempre andaba cerca de sus chicas, si estas pedían ayuda el cliente "pesado" tenía un problema muy serio, estos tipos no solían andar con chiquitas. Después, si el macarra era de los buenos las chicas gozaban de las mejores esquinas o de las mejores "boites" de la ciudad, con lo cual, podían sisar un poco más de dinerillo. También está la cuestión del respeto por parte de las otras chicas, que se cuidarían muy mucho de pisar el terreno de las del macarra de turno. Por último, un buen macarra llevaba a sus chicas de paseo en un lujoso coche, las llevaba (si se portaban bien, claro) a cenar a buenos restaurantes (con el dinero que ella había ganado, evidentemente) y detalles así. En definitiva: presumían "de hombre".

Vosotros direis que todo esto era triste, penoso, cruel, etc. etc. etc. Incluso alguno dirá que aquellas chicas deberían de denunciar al macarra. Si, ya... claro, te ibas al policía y le decias "oiga, soy puta y un señor me pega y se queda con mi dinero" Ser puta estaba prohibido, ibas a la carcel, así que de entrada, para las chicas no era la solución más viable (cosas de prohibir la prostitución). La putería era tolerada mientras no diesen la nota, si una sacaba los pies del tiesto había redadas, terminaban unas cuantas en prisión y llevabas más palos que una estera por parte de tus compañeras, y claro, cuando salias, vuelta a lo mismo tras haberte tundido tu "romántico amigo".

En todo caso teneis razón, era cruel, supongo que en algún caso, quizás demasiados, de distintas maneras, aún lo seguirá siendo, que yo no conociese macarras en la actualidad, salvo cuatro bobos, no quiere decir que no haya alguno peligroso y jodido por ahí. Pero el caso, que es a lo que yo voy, es que aquellos macarras, tras tanta crueldad, al menos daban algo, y a veces, no pocas, hasta se jugaban el tipo por "sus chicas", enfrentandose a clientes que a lo mejor eran tan peligrosos como ellos. Mi "mami" cuando paseamos por ciertos lugares me cuenta y no para: "aquí apuñalaron a fulanito que chuleaba a la tal y a la cual y a la de más allá" o "fijate ¿ves esa cervecería? pues era un club, en el piso de arriba mataron a menganito cuando fue a ayudar a una de las suyas" o "¡ay! no quiero ni acordarme, ahí apuñalaron a zutano, le metieron quince cuchilladas, lo hizo el novio de fulana y mengana" Mi mami llama "novios" a los macarras de aquella época. O sea, que se jugaban muchas veces la vida. Otras veces, cuando alguna de "sus chicas" era detenida por la policía, el tío iba y daba la cara, logrando con alguna argucia sacarla del calabozo o, llegado el caso, pagando la fianza (endeudando así a la chica con él). En definitiva, algún detallito tenían los angelitos aquellos ¿o no?

Vale, pues ahora apareció un tipo de macarra nuevo, no hace nada por las chicas, pero si se entera de que ganan algo les pide el dinero, y hay que darselo, de lo contrario emplea medios coercitivos que no dejan otra salida.

En Italia sucede como en España, la putería no existe, no está contemplada en ningún reglamento ni legal ni ilegal.

Una chica cualquiera se va a las cercanias de Roma, con una furgoneta acondicionada (colchón en la parte trasera), una sombrilla y una silla, se viste "para matar" y se sienta allí a leer un libro o a mirar como pasan los coches. De repente para un camión a su lado, le pregunta cuanto, la chica dice su precio, pasan al interior de la furgoneta, echan un polvo, el camionero sigue su viaje y santas pascuas plín.

La chica ganó un dinero por follar, cierto, pero legalmente la prostitución no existe. O sea, todo eso, en teoría, no sucedió.

Que un camionero se mosquea, por lo que sea, con una de esas chicas que vestía con falda roja, jovencita y muy bonita y le está tundiendo las costillas en la cuneta, con unos Carabinieri riendole la gracia a veinte metros, y que después se dedican a investigarnos al Bala Perdida y a mi por parar a ayudarla (menudo sopapo le calzó el Bala al camionero, pero le estuvo bien), pues al final no pasa nada, total, en palabras de los Carabinieri, que más o menos fueron estas "¿Ma, che cosa importa la putana per tu?, e solo una putana, una marginale" ¿para que van a ayudar los Carabinieri a una puta, verdad? total... no existe, no es nadie.

Sin embargo, allí en el bello país de Italia, el macarra para el que las putas no existen, el macarra que aunque conozca su existencia, de oidas, pasa de ellas, el macarra que no da nada por ellas y al que le importan una mierda, descubrió algo:

En Italia hay una puta uruguaya, una puta que no existía, claro. El macarra de esta puta que no tiene obligación ninguna para con ella, que de verla agredida ni la defendería, resulta que descubrió que esta puta, inexistente, había ganado un dinerillo importante, 375.000 euros exactamente, y ni corto ni perezoso se presentó a ella y le pidió su parte.

Este macarra se llama gobierno italiano, pero puede ser el de cualquier otro país donde la prostitución no exista. Es uno de los macarras más crueles y cobardes: no te da nada, no te ayuda en nada, no te protege de nada, hasta se ríe de ti y te considera marginal, en algunos casos te crea problemas, en otros te puede incluso pegar y fuerte, y sin embargo, si descubre que ganas dinero, viene y te pide su parte.

¿Hay macarra más cabrón?

viernes, 13 de junio de 2008

Puta valiente


Yo fui acusada de muchas cosas en internet, incluso en algún medio de comunicación, debido a mi deseo (y cobardía) por permanecer en el anonimato se me dijo que este blog y el anterior yoputa.net lo escribía un tío. Cuando demostré con voz que era una tía entonces no era puta, a pesar de que escribía cosas que no se saben si no estás en el "negocio" no se saben. Todo eso no me importa. Hubo una vez un comentario que si, ese me llegó al alma: yo no era puta porque... era culta (ja) ¡toma ya! ¿donde está escrito que una puta no puede ser culta? ¿donde está escrito que una puta no desee y no pueda cultivarse intelectualmente?.

Pues si, amigos detractores, yo solo soy una puta cobarde, con muchisimo miedo a dar la cara ¿culta? muy relativo, digamos que tengo estudios, con eso llega. En todo caso prefiero la educación a la cultura y conocí putas a lo largo de mi vida que cenarian con la Familia Real o con el Papa sin sacar los pies del tiesto, cosa que no puede decirse de muchas "señoras" y de muchos "caballeros".

Navegando por la red encontré blogs de pretendidas putas, muchos, solo tenía que leer un post para deducir que jamás se habían acercado al mundo de la prostitución. Muchas veces llegué a preguntarme si estaba sola en la blogosfera ¿como era posible que con tantisima puta en España y supongo que en el mundo solo blogueara yo?

Un día, no hace mucho, me llegó un correo el asunto rezaba así: tb soy puta y tengo un blog.

Pensé que sería una más de tantas que buscan un link, mire su blog y... ¡oh sorpresa! otra puta de verdad con un blog, culta como diría alguno pero además VALIENTE (así, con mayusculas) ella si da la cara.

Si quereis saber mucho de la prostitución no leais mi blog, id al de ella, una veterana del oficio con mucho más mundo que yo corrido en el ámbito de la prostitución, os presento el blog de MARIEN


martes, 5 de febrero de 2008

Presentación del libro "La prostitución a Debate" del colectivo Hetaira


La presentación del libro será el Jueves 7 de Febrero a las 19'30 horas, en el Casino de la Reina (Calle Casino 5), si quereis asistir podeis coger el metro a Embajadores o Lavapies. Para más datos si picais en la imagen se ampliará, también podeis visitar la web de Hetaira.

La prostitución a debate Por los derechos de las prostitutas Mamen Briz y Cristina Garaizabal (coords)

Los textos que se incluyen en este volumen se corresponden con las ponencias presentadas en las jornadas La prostitución a debate. Por los derechos de las prostitutas, organizadas por el colectivo Hetaira y celebradas en Madrid en mayo de 2004.

El estigma de ser puta, los sueños de las inmigrantes, la situación en otros paí­ses (Alemania, Holanda, Suecia y Francia), ideas para seguir trabajando y la autoorganización de las trabajadoras del sexo conformaron los distintos bloques temáticos.

Incluye trabajos de Dolores Juliano, Raquel Osborne, Cristina Garaizábal, Anne Souyris, Ruth Mestre, Pilar Rodrí­guez, Estefaní­a Acién, Nereida Lakuló, Juanita Rosina Henning, Sietske Altink, Pye Jacobson, Anne Coppel, Inés Sabanés, Ramiro García de Dios, Silvia Gay, Ana Fábregas, Margarita Carreras, Marí­a José Barrera, Carolina Hernández, Nancy Losada y Heidi Rueda.

Y las palabras solidarias de Pablo Sanz, Lucí­a Etxebarria, Rosa Regás, Eduardo Haro Tecglen, Soledad Puértolas, Eduardo Mendicutti, Antón Reixa, Carlos Bardem, Eduardo Galeano, Francisco Cenamor, Ruth Toledano, Leopoldo Alas, Belén Reyes, Pamela Pérez, Rosa Montero y Fernando León de Aranoa.


Ediciones Talasa. ISBN: 978-84-96266-20-9


Mientras las putas hablan/hablamos y contamos la verdad sobre nuestro oficio, otros, profesionales de la información se dicen así mismos, siguen empeñados en ver toda la oscuridad del mundo, ya lo dice el refrán, no hay peor ciego que él que no quiere ver. Una pena que esté mal visto hacernos caso.